viernes, 30 de junio de 2017

Política exterior de Tiberio


El Imperio romano durante Tiberio
Fuente: Di Cristiano64 - Opera propria, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=2641407

Tiberio se mantuvo fiel a la decisión de Augusto de mantener invariables los límites del Imperio, buscando de salvaguardar los territorios internos y de asegurar la tranquilidad. Estipuló que Roma sólo intervendría militarmente por motivos de seguridad. Así, consiguió evitar guerras inútiles y los consecuentes gastos, dando un mayor papel a la diplomacia. Alejó a los reyes clientes y a los gobernadores que habían resultado inadecuados para su papel y buscó garantizar un sistema administrativo más eficiente. Las únicas modificaciones territoriales llevadas a cabo se circunscribieron a Oriente, cuando a la muerte de algunos reyes clientes Capadocia, Cilicia y Comagene fueron incorporados al Imperio romano. Todas las revueltas que tuvieron lugar durante su mandato fueron sofocadas exitosamente por sus generales.
Militarmente hablando, durante el gobierno de Tiberio, la tutela de Italia fue confiada a dos flotas, la de Rávena y la de Miseno mientras que Roma era defendida por nueve cohortes pretorianas que Sejano reunió en un Campamento a las puertas de la ciudad y por tres cohortes urbanas. El noroeste de Italia hasta las costas de la  Galia, era por su parte custodiado por otra flota constituida por las naves rostratas que Augusto había capturado en Accio. El resto de fuerzas estaban acantonadas en las provincias con el objetivo de defender las fronteras y reprimir eventuales revueltas internas. Ocho legiones se encontraban en la zona del Rin para proteger Italia de las invasiones germánicas y de las rebeliones galas, tres legiones se ubicaban en Hispania, y dos entre las provincias de Egipto y África, donde Roma podía también contar con la ayuda del reino de Mauritania. En Europa oriental, dos legiones estaban estacionadas en Panonia, dos en Moesia para proteger las fronteras danubianas y dos en Dalmacia. En Oriente había dispuestas cuatro legiones entre Siria y el río Eufrates. Distribuidas por todo el territorio había también otras pequeñas flotas de trirremes, batallones de caballería y grupos de auxiliares reclutados entre los habitantes de las provincias para poder intervenir donde hiciera falta.

Germánico. Siglo I d.C. Copenhague. NY Carlsberg Gliptoteca
Fuente: http://www.indiana.edu/~c414rome/net_id/spring98/germanicasnycarls.jpg

En cuanto a Germania Tiberio siguió el principio de mantener y consolidar una barrera contra los germanos a través del curso del Rin, poniendo fin pocos años después de su subida al trono a las empresas que llevó a cabo Germánico entre los años 14 y 16 d.C. con la intención de llevar la frontera hacia el Elba. El emperador consideraba estas campañas improductivas y peligrosas. Tácito atribuye que el pensamiento de Tiberio estaba motivado por la envidia que sentía hacía los éxitos de su sobrino a quien quería privar de gloria. No obstante, los historiadores contemporáneos interpretan esta decisión en la línea de querer respetar el deseo de Augusto de no ampliar los límites del Imperio. Igualmente, Germánico sofocó algunos motines entre los legionarios acantonados en Germania.
En Oriente, la situación política a la muerte de Augusto se tornó más inestable lo que hizo necesaria una intervención romana. Tiberio envió a Germánico, que había sido investido cónsul y con imperium proconsularis maius sobre todas las provincias orientales. Asu ves nombró gobernador de Siria a Cneo Calpurnio Pisón. Germáncio, aún a pesar de la relación conflictiva que mantenía con Pisón, restableció la paz en Oriente a base de diplomacia, paz que duró más alla de la muerte del joven (acaecida en el 19) hasta el año 34. Un Tiberio anciano, desentendido de las tareas de gobierno tuvo que aceptar en esa época que Partia fuese gobernada por un soberano hostil a Roma.
En África, por su parte tuvo lugar en el año 24 una guerra con Tacfarina, rey de Numidia que pretendía ocupar territorios romanos. Los romanos vencieron y acabaron con los rebeldes. Lo mismo ocurrió en la Galia en el año 21 donde se produjo una rebelión provocada por los numerosos impuestos que debían pagar las diferentes tribus. Fue sofocada rápidamente sin que se redujeran en nada los tributos.

Druso el menor. Siglo I d.C. Roma, Museo de la Termas
Fuente: Di © José Luiz Bernardes Ribeiro /, CC BY-SA 3.0,
En Iliria también tuvo lugar una revuelta de las legiones a la muerte de Augusto. Los legionarios esperaban poder originar una nueva guerra civil que les reportara importantes beneficios y a la vez mejorar las condiciones del ejército, como reducir el tiempo de servicio militar y un aumento del estipendio. Tiberio envió a su hijo Druso junto a Sejano, logrando acabar eficazmente con los disturbios. Aunque en ese momento no obtuvieron nada, más tarde estas legiones consiguieron los mismo beneficios que Germánico había otorgado a las de Germania.

2 comentarios:

  1. ¿Cómo eran las comunicaciones entonces? Llevar una noticia de guerra o rebelión tardaría semanas o meses. Lo mismo para las órdenes del emperador. Qué vida más difícil !!!!

    ResponderEliminar
  2. Como tantas otras cosas, fue Augusto quien creó el primer sistema postal bien organizado. El servicio se realizaba usando carruajes ligeros, tirados por veloces caballos; también existía otro servicio más lento, realizado con carretas de dos ruedas tiradas por bueyes. Este último en un principio estaba reservado a la correspondencia del gobierno, pero posteriormente, se añadió otro servicio más para los ciudadanos.
    Existían también estaciones en las cuales el correo era distribuido y por los cuales los mensajeros cruzaban sus rutas postales(originalmente posata o pausata, que significa lugar de descanso), ya que sobre estas estaciones los mensajeros solían descansar durante sus viajes. De ahí el nombre actual de Postal.
    Como ves Javi, las noticias no tardaban tanto y nuestros amigos romanos han sido pioneros en todos. Cuando Tiberio (que se encontraba en Panonia) se enteró que su hermano Druso se estaba muriendo en Germania, sin permitirse apenas descanso cabalgó raudo, llegando a encontrarlo con vida. Creo que más adelante profundizaré en este tema que me propones.
    Un saludo
    Fuente: http://blogruvisys.es/el-correo-en-la-antigua-roma/

    ResponderEliminar