sábado, 14 de mayo de 2016

Italia Augustea

  • Lecce (Lupiae)

               Una breve estancia de Octavio en esta ciudad, cuando aún era triunviro, le aseguró la fidelidad de la aristocracia local por lo que ya siendo Augusto favoreció a Lecce más que a otras urbes de la zona, promoviendo la construcción de importantes  edificios públicos  y  de entretenimientos. Los dos que han llegado hasta la actualidad  en mejores condiciones son el teatro y el anfiteatro.



Teatro romano 

          El teatro seguía el esquema típico romano. Se conserva la cavea aunque muy restaurada y la orchestra a la que se accedía mediante una estrecha galería cubierta.


Anfiteatro romano

            Del anfiteatro sólo se ha excavado una tercera parte. Sostenido parcialmente sobre la roca y parcialmente sobre arcadas, tenía capacidad para 25.000 espectadores.

  • Grumentum nova

            Fue una antigua ciudad romana ubicada en la actual región de Basilicata. Aunque su urbanismo se remonta a época fundacional (siglo III a.C.) sus monumentos principales son de época de Augusto. El trazado de la ciudad se adapta a la  orografía  del  terreno  pues   está situada  a los pies de una colina.
       Convertida en un Parque Arqueológico, los principales edificios de esta época (aunque remodelados en época posterior) son el foro, el teatro y el anfiteatro.


Vista del teatro romano y del Foro de Grumentum

           Los vestigios del teatro revelan que constaba de las partes de este tipo de edificio. La cavea, que apoyaba sobre un muro sostenido por contrafuertes, se une a la escena por pasillos cubiertos. El exterior se constituía de una doble filas de arcos. La escena era cubierta y constaba de dos plantas.
El anfiteatro se situaba en la periferia de Grumentum. Tiene un trazado irregular porque su parte oeste se apoya sobre la colina y el resto es exento. Al principio el graderío era de madera y con posterioridad fue sustituido por otro de piedra.


Anfiteatro romano

            Al carecer de galerías subterráneas, la arena estaba rodeada por un pasillo donde se ubicaban las jaulas de las fieras.

  • Fano (Colonia Iulia Fanestri)

            Las primeras referencias históricas que se tienen de ella son del año 49 a.C., cuando Julio César la conquistó junto a Pesaro y Ancona, dando inició así a la guerra civil contra Pompeyo. Augusto estableció allí una colonia y construyó una muralla de la que quedan algunos restos. No obstante el monumento romano más importante de Fano es el Arco de Augusto, datado en 9 d.C.


Arco de Fano

            El arco era la principal puerta de acceso a la ciudad y el símbolo de Fano. Con tres vanos (uno grande central y dos pequeños laterales), la inscripción deja claro quien fue su autor: “El emperador César Augusto, hijo del Dios (Julio César), Pontifex Maximus, Cónsul 13 veces, con potestad tribunicia 30 veces, aclamado Imperator 26 veces, Padre de la Patria, ofrece estas murallas”.
            El ático del arco fue destruido en 1463 cuando Sigesmondo Malatesta asedió la ciudad. No obstante, el bajorrelieve renacentista que se conserva en el muro de la vecina Iglesia de San Michele nos lo muestra como era originalmente, con siete ventanas en forma de arquillo entre columnas corintias.



Bajorrelieve en la Iglesia de San Michele

  • Rímini (Ariminum)

            Obtuvo el reconocimiento de la ciudadanía romana en el año 90 a.C. debido a su apoyo a Cayo Mario en las guerras civiles. En el 49 a.C., tras cruzar el Rubicón, Julio César arengó a sus legiones desde el Foro de Rímini, pronunciando la famosa frase “Alea iacta est” (la suerte está echada).
            En los primeros años de la edad imperial Augusto, Tiberio y Adriano favorecieron a la colonia con importantes construcciones siendo las más significativas el Arco de Augusto, el Puente de Tiberio y el anfiteatro.



Arco de Augusto en Rímini

            De época augustea sólo se conserva el arco, consagrado en honor del primer emperador el 27 a.C. Es el arco romano más antiguo que se mantiene en pie, siendo la puerta de entrada que unía a Rímini a través de la Via Flaminia con la capital del Imperio.
            El estilo del arco es sobrio. Tiene un gran vano central flanqueado por dos semicolumnas de orden corintio. En él aparecen representaciones de dioses del Olimpo romano, incluidos la diosa Roma y un toro, símbolo de la fortaleza de la Caput Mundi. Originariamente estaba coronado por una gran escultura en bronce de Augusto subido a una cuadriga. Las almenas que coronan el monumento son medievales.


Detalle del Arco de Rímini

  • Susa (Segusium)

           Ubicada en las cercanías de Turín, la ciudad de Susa tuvo gran importancia durante el Principado de Augusto, como testimonian los importantes restos de monumentos de esta época, siendo el más importante el Arco de Augusto, construido entre los años 9 y 8 a.C. para conmemorar la alianza entre algunas poblaciones alpinas y el primer emperador romano en el año 13 a.C. El propio Augusto, de regreso de uno de sus viajes a las Galias hizo una parada en Segusium para inaugurar el monumento.


Arco de Susa
Fuente: Di Duvilar (Lorenzo Rossetti) - photo taken by Duvilar (Lorenzo Rossetti), CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=1138377

            El arco, uno de los mejores conservados del mundo, cuenta con un solo vano con bóveda de cañón con casetones. Las arquivoltas están sostenidas por 4 pilastras corintias. Asimismo, en las esquinas, 4 columnas corintias sostienen la parte superior del arco.
Entre el arquitrabe y la cornisa se muestra el impresionante friso decorado con bajorrelieves que narran en diferentes escenas la sucesión acontecimientos políticos que dieron lugar a la alianza. En el ático se grabó la inscripción conmemorativa.


Detalle del bajorrelieve del friso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada