domingo, 7 de febrero de 2016

Tiberio en Germania (4-6 d.C.)

Inmediatamente después de su adopción, Tiberio partió hacia Germania  donde la conquista había quedado parada desde los tiempos de su hermano Druso, pues los generales que le sucedieron no fueron capaces de expandir la influencia romana en la zona. Por otro lado, el flamante hijo del emperador anhelaba recuperar el favor de las tropas después de tantos años de ausencia.

Tiberio con armadura militar. Siglo I d.C. Nápoles. Museo Archeologico Nazionale
Fotografía de Bill Storage y Laura Maish

Durante los años 4 y 5 d.C. tras varias acciones militares, Tiberio ocupó de manera permanente todos los territorios del área septentrional y central entre los ríos Rin y Elba. Consiguió además devolver bajo dominio romano a los queruscos que se habían independizado en el período precedente.
Junto al legado Cayo Sentio Saturnino, el general decidió seguir avanzando con la intención de superar el río Weser. Al mismo tiempo, organizó una gran ofensiva para someter a los lombardos y a los cimbros (entre otros) que fueron obligados a rendirse al poder de Roma.

Mapa de las conquistas germanas de Tiberio de los años 4-6 d.C.
Di Cristiano64 - Opera propria, CC BY-SA 3.0, $3

El plan era culminar la conquista de la zona meridional venciendo a los temibles marcomanos y así gozar de una frontera segura (desde el Mar del Norte hasta el Mar Negro) para lo que Tiberio había previsto un gran ataque sincronizado en forma de pinza. El ejército del Rin debía avanzar desde el río Meno hasta Nuremberg y el del Ilírico con Tiberio a la cabeza. Sin embargo, cuando ambos ejércitos estaban cerca el uno del otro, el estallido de una revuelta en Dalmacia y Panonia le llevó a firmar precipitadamente un tratado de paz con Marabodo, lider de los marcomanos antes de partir  velozmente hacia Iliria donde permaneció tres años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada