martes, 17 de diciembre de 2013

El Foro de César

El Foro era el corazón de cada ciudad romana, una gran plaza donde se trataban los asuntos políticos, administrativos, judiciales, comerciales, religiosos, etc.
Debido a la expansión de la ciudad de Roma, el Foro romano se quedó pequeño, por eso algunos gobernantes, el primero de ellos Julio César, construyeron junto a él sus propios foros, los que hoy se conocen como Foros imperiales. Además, de crear nuevos espacios para la vida pública, estos foros tenían la finalidad de ensalzar la figura del constructor. De ahí que el Foro de César sea un canto a la divinización y enaltecimiento de la Gens Julia y de él mismo. Esto supuso claramente una nueva visión política: aquella en  la que los gobernantes de Roma sacralizaban su estatus.
Fue iniciado en el año 54 a.C e inaugurado por el mismo César en los actos de celebración de sus triunfos en el 46 a.C. Augusto lo terminó, inaugurándolo de nuevo en el 29 a.C.

 Reconstrucción del Foro de César
El Foro constaba de una plaza rectangular, de 160 x 75 metros, porticada en tres de sus lados. Bajo estos pórticos se instalaron locales comerciales. En el centro de la misma se erguía una estatua ecuestre del dictador en bronce. Dominaba el conjunto el templo de Venus Genetrix. Julio César se vanagloriaba de descender de dicha diosa  a través de Iulo, el hijo de Eneas, héroe nacido de la unión del príncipe troyano Anquises y Venus. Según la mitología, Eneas consiguió huir de una Troya arrasada por los griegos y llegó a Italia, donde acabó convirtiéndose en rey y en el antepasado de Rómulo y Remo, fundadores de Roma. Una propaganda magnífica para César.
Cuenta la leyenda que César prometió este templo a su diosa tutelar en las vísperas de la batalla de Farsalia, en la que venció a Pompeyo y que le supuso la hegemonía absoluta del mundo romano. 
Reconstrucción Foro de César
Fuente: Museo de los Foro Imperiales. Roma Capitale

 
Reconstrucción Templo Venus Genitrix
Fuente: Vía de los Foro Imperiales. Roma Capitale

El templo, de mármol, era períptero (rodeado de columnas exentas) y octástilo (con ocho columnas en el frente). De orden corintio, se alzaba sobre un podio al estilo romano. La decoración a base de amorcillos, en alusión a Eros, hijo de Venus, hojas de acanto y ornamentación vegetal se repetía en el interior de la cella, en el arquitrabe y el friso, según se constata en los restos arqueológicos conservados. Las tres majestuosas columnas que se pueden contemplar aún, son de la época de Trajano en el siglo II d.C, que lo restauró, al quedar devastado en el incendio de Roma del año 80 d.C.

 Foro de César. Roma 2013

Templo de Venus Genitrix. Roma 2013

Decoración vegetal del interior del friso. Roma 2013

Exterior. Roma 2013

Detalle de capitel Corintio. Roma 2013

Según las fuentes antiguas en su interior albergaba gran cantidad de obras de arte, entre ellas pinturas de Apeles, esculturas de Venus, del mismo César y de la Reina Cleopatra, a la que pretendía honrar como Venus fecundadora, al haber dado a luz al hijo ilegítimo de ambos, Cesarión, el único gesto que se permitió hacia ellos, y que no agradó en absoluto a la alta sociedad romana.


Decoración de amorcillos del interior de la cella. Museo de los Foros Imperiales. Roma 2013

Decoración de amorcillos del interior de la cella. Museo de los Foros Imperiales. Roma 2013

Decoración de amorcillos del interior de la cella. Museo de los Foros Imperiales. Roma 2013

Decoración vegetal del interior de la cella. Museo de los Foros Imperiales. Roma 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario