domingo, 2 de junio de 2019

El ascenso de Tigelino


Tigelino (RalpmTruman) y Nerón (Peter Ustinov) en Quo Vadis? (1951)

Cayo Ofonio Tigelino comenzó su ascenso al poder siendo nombrado caballero y posteriormente prefecto de los vigiles; el espaldarazo definitivo para su carrera fue su designación como Prefecto del Pretorio tras la muerte de Sexto Afranio Burro, en el año 62 d.C. Nerón, consciente del poder de este cargo, dividió la prefectura en dos, por lo que Tigelino la compartió con Faenio Rufo en primer lugar y más adelante con Ninfidio Sabino.
De origen humilde, su primer contacto con la familia imperial fue a través de una supuesta relación con las hermanas de Calígula (Livilla y Agripina la menor) por la cual fue desterrado. Indultado por Claudio, su acercamiento a Nerón fue por mediación de Agripina. Antes se había establecido en Roma como entrenador de caballos de carrera, lo que fue un nexo importante de unión con el emperador, gran aficionado a los juegos circenses. De carácter cruel y disoluto, Tigelino no puso ningún reparo en cumplir cada orden del emperador, por muy controvertida que ésta pudiera ser (como fue el asesinato de Octavia) por lo que éste se sentía muy a gusto con él, ya que al contrario que Séneca y Burro, Tigelino no cuestionaba ninguna de sus decisiones. Tanto él como Popea Sabina influyeron muy negativamente en la personalidad de Nerón.

Pretorianos. Roma. Museos Vaticano

La desaparición de los antiguos asesores del César propició que la influencia de Tigelino se incrementara. Además, no tuvo escrúpulos en librarse de posibles rivales cercanos a Nerón como Petronio (involucrándolos en conjuras en las que no se pudo demostrar su participación). Pero tal era su ascendencia sobre Nerón, que éste lo creyó. No cesó en su empeño hasta que casi todos sus posibles rivales y los del emperador fueron eliminados.
No obstante, cuando la caída de Nerón era inminente, no dudó en abandonarlo y en colaborar para que la guardia pretoriana le retirara su apoyo. De hecho se puso al servicio del nuevo emperador Galba. Su caída se produjo con Otón, el siguiente emperador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario