miércoles, 23 de diciembre de 2015

Las Saturnales y la Navidad


La Juventud de Baco. William Adolphe Bouguereau refleja el espíritu de las Saturnales. 1884

Las Saturnales eran una de las más importantes y conocidas festividades del calendario romano, realizadas en honor de Saturno, dios de la agricultura y de la vida civilizada; de alguna manera son precursoras de la Navidad, aunque también muestran algunos elementos heredados por el carnaval.
Tenían lugar precisamente entre los días 17 y 23 del mes de diciembre para conmemorar el fin del período más oscuro del año y el nacimiento de una nueva fase de luz coincidiendo con la entrada del sol en el signo de Capricornio (solsticio de invierno). Festejaban la finalización de las labores del campo tras la conclusión de la siembra del otoño y la espera hasta el momento de la recogida. Augusto pretendió sin éxito rebajar la duración de las Saturnales a tres días: el 17, el 18 y el 19.
Eran unas fiestas de alegría incontenible y de relajación de las rígidas costumbres sociales en las se sucedían los banquetes, los bailes, las borracheras y los intercambio de regalos entre familiares y amigos. Se cerraban los negocios, los niños no iban a las escuelas, la administración se paralizaba e incluso se permitían los juegos de azar, normalmente prohibidos.


Templo de Saturno en el Foro Romano. Roma 2011

Los festejos comenzaban con un sacrificio en el templo de Saturno, uno de los más antiguos e imponentes del Foro Romano, seguido de un banquete público al que estaba invitado todo el mundo. Saturno se asociaba al dios prehelénico Crono, que gobernaba la tierra cuando los hombres vivían felices sin separaciones sociales. Por ello durante estos días los esclavos era frecuentemente liberados de sus obligaciones y sus papeles, a veces eran cambiados con los de sus dueños, de ahí las semejanzas con asemeje el actual Carnaval.
Posteriormente, el nacimiento del Sol y su nuevo período de luz fueron sustituidos por la Iglesia haciendo coincidir en esas fechas el nacimiento de Cristo.
          Al igual que hoy en Navidad se decoraban las casas con plantas y se encendían velas para celebrar la venida de la luz y el año nuevo. Todas las clases sociales participaban en las fiestas y las calles se llenaban de gente que gritaba “Io Saturnalia” (“Vivan las Saturnales”). 


6 comentarios:

  1. Permiteme un comentario clarificador de varias cuestiones. La primera de todas sería la fecha del nacimiento de Cristo...para la "Iglesía" ¿pero que Iglesía?. La Iglesia Ortodoxa y el Imperio Romano de Oriente no hicieron caso de esa fecha como puntometro para nada. Para la Iglesia Ortodoxa y para los "bizantinos" (romanos orientales) la computación del año en curso era el Anno Mundi, el cálculo a partir de la creencia de la formación del Mundo. Así para un bizantino Constantinopla no cayó en 1453...sino en el año 6961. Para un bizantino el Mundo se creó el día que para nosotros sería el 1 de septiembre de 5509 a. C.. Hoy viviríamos en el año 7523. Los rusos dejaron de computar así el tiempo a partir de nuestro año 1700. Otra cuestión viene a cuento de que muchos no consideran a la Navidad cristiana como romana, cosa que no se ajusta a la realidad. Fue el Estado Romano quien creó como institución el Cristianismo e introdujo la Navidad cristiana como fecha de celebración...Los romanos eh, no los atlantes ni los reptilianos. Por contra, a pesar de la creatividad romana, la peña está todo loca reivindicando las fiestas (tb romanas, como las Navidades cristianas) de un dios griego (los griegos helenos, creadores del Dodecateísmo y los primeros en abandonarlo) "Cronos" renombrado como Saturno XD. Si bien los cristianos aprovecharon las fechas no es la misma fiesta. La Navidad es cristiana. Otra cosa es el fundamento del origen en la fecha. Pero la celebración es cristiana. Y romana, por cierto. La primera mención a la celebración OFICIAL de carácter estatal de una cena de Navidad es del 386 d.C.. En Constantinopla la primera cena oficial de Navidad fue en el 379 d.C.. Como el cristianismo todavía no era la religión única y oficial (eso sería en el 380 con el Edicto de Tesalónica y en el 391-392 con la prohibición del paganismo con los Decretos Teodosianos) los romanos cristianos celebraban la Navidad sin tener carácter oficial...hasta el 354 d.C.. La Navidad se convierte en día de carácter oficial para el Estado Romano. Por tanto, no sólo es una fiesta diferente, sino que además tb es romana ya que se reconoce en los Concilios.

    ResponderEliminar
  2. El ESTADO ROMANO lo que hizo fue aprovechar esas fechas de reunión. La fiesta cambió. Los romanos paganos no celebraban nuestra Navidad, celebraban la Saturnalia, la Navidad como tal la celebraron los romanos cristianos. Por cierto, Saturno alias "Cronos" es griego de origen...no romano. Los romanos crearon una festividad de un dios que no era romano de origen, y luego adoptaron otra divinidad que tampoco era romana. Sus fiestas, AMBAS, si que lo fueron. Me hace gracia el tema de considerar el Dodecateísmo como propio de los romanos, cuando es griego...y al Cristianismo no...cuando la religión cristiana la crearon los romanos, todo el dogma, la jerarquización a base de Concilios Ecuménicos estatales presididos por el emperador romano desde el 325 d.C....Por cierto, los cristianos tb tienen motivos para estar enfadados con el tema de Santa Claus-Papa Nöel....pero que queréis que os diga...lo importante es lo que arraiga, como Halloween arraigará frente a la fiesta cristiana. Es más atractivo Halloween. La peña que me lea dirá: "Éste es un vocero cristiano". No, no lo hago por eso. ESCRIBO con el único fin que la gente vea la construcción cristiana desde la civilización romana, que es quién inventó el Cristianismo y lo moldeó a su antojo. Ambas religiones, ritos y celebraciones son romanas. Una que sobrevive y la otra no, aunque haya neopaganismo. Intentar vender a una como romana de label y la otra un extranjerismo adoptado es faltar a la seriedad. Pues todas las deidades son adoptadas y ambas celebraciones y fiestas son romanas, pues las celebran, las crean, las institucionalizan los propios romanos. Ambas, no sólo una. Nuestra sociedad laica (actualmente) celebra una fiesta de tradición ROMANA y cristiana. Toda esa parafernalia pro-pagana es genial, cada uno que celebre lo que quiera, pero tened en cuenta que hubo romanos cristianos y un Estado romano que además de ser cristiano creó e institucionalizó la Navidad cristiana como tal. Ese Estado, esa Roma no era ni más romana ni menos romana que la Roma pagana anterior. Simplemente fue igual de romana que la anterior. Y los romanos cristianos son tan romanos como los romanos paganos. Hablaban igual, comían lo mismo, construían de la misma manera, luchaban siguiendo los mismos manuales, su educación siguió siendo la misma, leían los mismos libros clásicos, su derecho era el mismo, obedecían a un Senado y defendían a un emperador, tb romano. Es cuanto menos contradictorio que desde páginas de temática histórica romana se deseche de forma tan descarada uno de los legados que Roma dejó a la civilización actual (para bien o para mal, ahí no me voy a meter)...pero el intento (como leo en muchos sitios supuestamente especializados de temática romana) de considerar lo primero como propio y lo otro como "extraño" cuando fueron los romanos los encargados de la creación del dogma cristiano y los responsables de extenderlo....no lo veo muy serio, la verdad. Ahí no se está apuntando a lo histórico, simplemente se hace propaganda religiosa. Y cada cuál es muy libre de creer lo que quiera, pero YO no puedo dejar pasar el hecho de considerar a la civilización romana como cristiana también, lo fue y acabó siéndolo. Y por mucho que la gente haga creer que la única fiesta romana fue la Saturnalia, eso no se ajusta a todo lo que fue y legó Roma. Todos esos intentos de mostrar la "verdadera fiesta romana" serían justos si los romanos nunca hubieran celebrado la Navidad cristiana, pero además de crearla la celebraron...y cosas de la vida, nos ha llegado a la actualidad.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Y otra cuestión, he hablado de la fiesta OFICIAL en si misma de la Navidad, es decir, del nacimiento de Jesucristo para los cristianos. Pero resulta que la primera noticia de la celebración del nacimiento de Cristo un 25 de diciembre nos la da Ippolito de Roma en el año 204 d.C. Es decir, ambas fiestas de alguna manera convivieron. Y la popularidad de una al principio eclipsó como era natural la otra, que no era otra cosa que la fiesta de una secta. Luego las tornas cambiaron y la Navidad cristiana eclipsaría a la Saturnalia, para desaparecer oficialmente cuando se adoptó el Cristianismo como religión oficial del Imperio Romano y se institucionalizó el Cristianismo...lo cual hicieron los propios romanos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy interesante tu exposición. Me parece totalmente correcta tu argumentación. Muchas gracias por leerme

      Eliminar
    2. Muchas gracias a ti por contestarme. No es ni mucho menos ni un comentario para incitar a la polémica ni para discutir de los dioses o de Dios.... Es que veo que simplemente que mucha gente "olvida" el trasiego cristiano del Imperio, que debe tener su hueco también.

      Eliminar