lunes, 5 de mayo de 2014

Relieves Grimani

Siglo I d.C. Viena. Kunsthistoriches Museum y Palestrina. Museo Arqueológico Nacional.
            

         Son tres preciosos relieves que formaban parte de una fuente en Praeneste (actual Palestrina, municipio cercano a Roma) y que hoy se encuentran repartidos por los museos de Viena y Palestrina. Reciben ese nombre a causa de su primer propietario. Pertenecen al tipo de relieve romano conocido como ilusionista, aquel que consigue un efecto de ilusionismo óptico modificando la altura del relieve y la orientación de las figuras. Esto, unido a la concepción espacial, a la creación de la perspectiva, al naturalismo y a la narración continuada son aportaciones de la escultura romana que la diferencian de la griega. Su perfección técnica y la sabia composición conectan estos relieves con los del Ara Pacis Augustae.
      Los paneles, de formato cuadrado ligeramente cóncavos, representan animales amamantando a sus crías en un paisaje idílico evocando sentimientos de paz, serenidad, fecundidad y prosperidad como prerrogativas de la nueva edad de oro nacida de la mano de Augusto.
            En este sentido, el Príncipe promulgó dos leyes a favor del matrimonio que perseguían un aumento de la población para paliar el declive democrático de la ciudad de Roma. Por tanto, estos paneles que plasman la felicidad materna y la prole numerosa se conciben como instrumentos de la propaganda augustea. 
          Los grupos de animales ocupan el primer plano. Sin embargo, enriquecen la composición numerosos símbolos alusivos a Augusto, por ejemplo, sobre la jabalina aparecen las hojas de encina (propios de su corona cívica) y el motivo de la fecundidad representado por los juncos.

Relieve con jabalina. Palestrina. Museo Arqueológico Nacional

         Sobre la leona se perfila el laurel (símbolo de Apolo) y un santuario campestre acompañado de ofrendas votivas. Por su parte, encima de las ovejas, el morral del pastor y el establo pregonan la felicidad de la vida sencilla de la gente de campo, muy en consonancia con los ambientes cantados por Virgilio en sus Bucólicas.

Relieve con leona. Viena. Kunsthistoriches Museum

Relieve con oveja. Viena. Kunsthistoriches Museum

            En el Museo de Bellas Artes de Budapest se encuentra un fragmento, del que se ha considerado el cuarto relieve de la serie, en el que se ha conservado la representación de una platanera y el ala de un pájaro. Esto ha permitido a algunos autores asociar los relieves con la 4 estaciones, ya que según Aristóteles y Plinio el parto de la oveja tiene lugar en invierno, el de la jabalina en verano y el de la  vaca (que se piensa sería el animal representado en el 4º relieve) en otoño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada