viernes, 14 de agosto de 2015

Ferragosto

Es quizás una de las festividades más importantes en el calendario italiano, y tanto en el país transalpino como en el resto del mundo católico se asocia en la actualidad con la festividad de la asunción de María a los cielos. En Italia muchos negocios cierran en Ferragosto y no abren hasta septiembre.


Las fiestas fueron instituidas por Augusto, cuando en el 18 a.C., dedicó la segunda quincena de Agosto (su mes) a las Feriae Augusti, una serie de celebraciones solemnes que se unían a las ancestrales que ya tenían lugar las semanas previas para celebrar el fin del período de trabajos agrícolas y recogida de la cosecha; alargando las fiestas Augusto pretendía que el pueblo pudiera disfrutar de un largo período de reposo en el caluroso verano romano tras la dura campaña en el campo. La más importante de estas ceremonias era la dedicada a Diana, diosa virgen de la luna y la maternidad, de ahí la futura asociación cristiana de esta diosa con María.
Igualmente se celebraban en todo el Imperio carreras de caballos decorados con guirnaldas de flores en las que participaban toda la población. En éstas se encontrarían los más remotos orígenes de las carreras de caballos que desde la Edad Media se celebran en la maravillosa ciudad de Siena en Ferragosto, conocidas como Palio de la Asunta, grandioso espectáculo de fama mundial, que cada año inundan de color las calles de la bellísima ciudad toscana. Incluso el nombre de la fiesta sienesa deriva de palium, el trozo de tela ricamente decorada que ganaban los vencedores de las carreras en la antigua Roma.

Carrera de caballos durante el Palio en la Piazza del Campo. Siena

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada