viernes, 2 de octubre de 2015

Germania Augustea



Augusto de Bevilacqua. Siglo I d.C. Munich. Gliptoteca


      Aunque el más bello busto de Augusto se encuentra en la Gliptoteca de Munich, Germania fue siempre el talón de Aquiles del Imperio Romano, y como se demostró con las invasiones bárbaras en el siglo IV d.C., la causa de su ruina.
 La primera aproximación romana a los territorios germanos tuvo lugar durante las campañas de César en la Galia entre los años 58-51 a.C. La porción de Germania conquistada por el Divino Julio llegaba en sus límites orientales hasta al río Rin.
Como las tribus que poblaban la zona no se mostraban particularmente belicosas ni Augusto pretendía la conquista de nuevas tierras, el emperador optó por levantar dos fortalezas para prevenir cualquier incursión bárbara en territorio romano: una en Mogontiacum (Maguncia) y otra en Castra Vetera (Xanten).

Reconstrucción de la fortaleza de Castra Vetera

No obstante, cuando algunas de estas tribus rebeldes atravesaron el Rin llegando incluso hasta la Galia, Druso sofocó  la revuelta y persiguió a los invasores hasta los río Weser y Elba. Entonces Augusto dividió la región en dos parte: Germania inferior (Países Bajos y Noroeste de Alemania) y Germania superior (Alsacia, parte de la actual Suiza y la orilla occidental del Rin) para una mejor organización.
Aunque son realmente escasos los restos de época de Augusto que quedan en pie en Alemania, intentaré apuntar lo más significativo.

  • Maguncia (Mogontiacum)

Tiene su origen en una fortaleza legionaria levantada por Druso entre los años 13-12 a.C. Fue una importante ciudad militar siendo base de numerosas legiones e incluso de la flota romana fluvial. Favorecía su carácter defensivo su situación geográfica pues se ubicaba en una meseta con grandes pendientes en tres de sus lados.

Teatro romano de Maguncia


Un retrato de Druso preside la base de la fachada del Teatro de Maguncia

        Las excavaciones han revelado una ciudad variada y bien equipada con todos los edificios típicos de las urbes romanas, aunque la mayoría de ellos son de fines del siglo I d.C. Entre sus construcciones más importantes de esa época se encuentran un puente y el teatro romano más grande al norte de los Alpes que se levantó en honor a Druso. Tenía una capacidad para 10.000 espectadores y en siglos posteriores fue usado como cantera hasta quedar totalmente cubierto. Hoy en día está en proceso de recuperación. También quedan restos de un acueducto.

Restos del Acueducto de Maguncia

         En la orilla derecha del Rin se encuentra el Cenotafio de Druso, edificado por sus soldados y por las colonias galas a la muerte del amado general. De planta circular, con sus casi 30 metros de altura es el mayor monumento funerario romano de Alemania aunque tenía un valor conmemorativo pues las cenizas del hijastro de Augusto fueron enterradas en el Mausoleo imperial en Roma. Está realizado en aparejo de piedra en gres y rojo caliza. En la parte frontal exhibía un poema escrito por Augusto y la dedicatoria de los soldados de Druso.

Cenotafio de Druso
Fuente: «Zitadelle Mainz Drususstein». Publicado bajo la licencia CC BY-SA 3.0 vía Wikimedia Commons - https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Zitadelle_Mainz_Drususstein.jpg#/media/File:Zitadelle_Mainz_Drususstein.jpg.

  • Augst (Augusta Raurica)

        Fue fundada en 6 a.C. por Augusto sobre un asentamiento anterior. Situada en Augst, cerca de Basilea, contó con 20.000 habitantes en su época de mayor apogeo. Actualmente es un museo al aire libre donde se combinan restos de lo que fueron grandes monumentos con varias salas de Exposición en las que se exponen todos los tesoros encontrados en Augusta Raurica. Entre las construcciones destaca el Teatro, uno de los más grandes al norte de los Alpes.


Teatro Romano de Augusta Raurica

       Jugó un importante papel en los planes de Augusto en la creación de las otras tres ciudades que llevan su nombre en esa área: Augusta Treverorum (Tréveris), Augusta Praetoria (Aosta) y Augusta Vindelicum (Augsburg en la actual Baviera). Todas ellas, concebidas como bases militares sirvieron para asegurar las estabilidad en los territorios conquistados en Germania.

Horno romano en el parque arqueológico de Augusta Raurica
Fuente: «RoemischerBackofen» de MCaviglia - Trabajo propio. Disponible bajo la licencia CC BY-SA 3.0 vía Wikimedia Commons - https://commons.wikimedia.org/wiki/File:RoemischerBackofen.jpg#/media/File:RoemischerBackofen.jpg

        Además del teatro, han quedado restos de un anfiteatro, del Foro con su templo de Júpiter y de un acueducto que abastecía de agua desde la cercana Liestal.
      
  • Tréveris (Augusta Treverorum)

      Se construyó a orillas del Mosela donde en 17 a.C. los romanos construyeron el primer puente de madera sobre ese río. Los restos de una inscripción dedicada a Cayo y a Lucio ponen de manifiesto la estabilidad del asentamiento a finales del siglo I a.C. Tras la reorganización de la Galia de 16 a.C. Augusto la nombró capital de la Galia Bélgica.

Reconstrucción ideal de Augusta Treverorum
Fuente: «RoemischerBackofen» de MCaviglia - Trabajo propio. Disponible bajo la licencia CC BY-SA 3.0 vía Wikimedia Commons - https://commons.wikimedia.org/wiki/File:RoemischerBackofen.jpg#/media/File:RoemischerBackofen.jpg

         La ciudad creció rápidamente debido a su situación geográfica y a una vía fluvial con fácil acceso a los establecimientos militares del Rin. En el siglo I d.C. se construyeron unas termas y un anfiteatro. En el siglo IV d.C. llegó a tener 80.000 habitantes. Las principales construcciones de época romana que han quedado en pie son posteriores a la muerte de Augusto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada