domingo, 17 de mayo de 2015

Cesárea Marítima

 “Pero venciendo el rey (Herodes) con liberalidad y gastos muy grandes a la naturaleza, hizo allí un puerto mayor que el de Pireo, y más adentro hizo lugar apto y muy grande, adonde se pudiesen recoger todas las naves que viniesen. Aunque el lugar le era manifiestamente contrario, quiso él todavía contender con él de tal manera, que la firmeza de sus edificios no pudiese ser quebrada por los ímpetus de la mar, ni por el poder de la fortuna: y era la gentileza de ellos tanta, que parecía no haber sido jamás contraria la dificultad del lugar a la obra y ornamento; porque habiendo medido el espacio conveniente,  echó veinte varas en el hondo y arrojó muchas piedras, de las cuales había muchas que tenían cincuenta pies de largo, nueve de alto y diez de ancho, y aun hubo algunas que fueron mayores. Habiendo levantado este lugar, que solía ser antes cubierto con las ondas, ensanchó doscientos pies el muro, de los cuales quiso que fuesen para resistir a las bravas ondas que venían y echarlas.
Había también edificadas muchas bóvedas y lugares para recoger todo lo que se trajese al puerto, y cerca de ellos una lonja de piedra muy ancha, para pasear, y adonde se recibían las naos que salían: la entrada de esta parte estaba hacia el Septentrión, porque, según el asiento de aquel lugar, era el más próspero viento el de Boreas. A la puerta había tres estatuas, las cuales, por ambas partes, afirmaban sobre unas columnas, y éstas sustentaban una torre a la entrada a mano izquierda: a la derecha dos piedras de extraña grandeza y altura, más altas aun que la torre que estaba en el otro lado edificada. Las casas que estaban juntas con el puerto, de piedra muy blanca y muy clara, con igual medida de los espacios, llegaban hasta el puerto. En el collado que está antes de la entrada del puerto edificó un templo a César muy grande y muy hermoso, y puso en él una estatua de César no menor que es la de Júpiter en Olimpia, a cuyo ejemplo y manera fue hecha, igual a la que está en Roma, y a la de Juno que está en Argos. Dedicó la ciudad a toda aquella provincia, y el puerto a las mercaderías que viniesen, y a César la honra del que lo edificó, por lo cual quiso que la ciudad se llamase Cesárea.
Todas las otras obras y edificios, la plaza, el teatro, el anfiteatro, hizo que fuesen dignas del nombre que les ponía; y habiendo ordenado unos juegos y luchas que se hiciesen cada cinco años, púsoles también el nombre de César”.
Flavio Josefo. Las Guerras de los Judíos. Capitulo XVI

Vista de Césarea Marítima

Cesárea fue fundada a orillas del Mediterráneo por el rey Herodes el Grande en el siglo I a.C. en honor del emperador César Augusto. Era una ciudad amurallada que poseía el puerto más grande del Mediterráneo oriental, llamado Sebastos (nombre griego de Augusto). En la actualidad se encuentra entre Haifa y Tel Aviv.
Herodes, que convirtió a Cesárea en la capital de Judea, mandó edificar los monumentos típicos de las urbes romanas, incluyendo los destinados a espectáculos públicos como un teatro, un anfiteatro o un circo. En el sur construyó su palacio que colgaba directamente sobre el mar. Dominaba el horizonte un grandioso templo que se elevaba hacia el puerto sobre un alto podio dedicado a Roma y Augusto.


Restos del Templo de Roma y Augusto

En el 6 a.C. la ciudad se convirtió en la sede de los procuradores romanos de Judea y de los cuarteles de la X Legión romana. Desde el principio logró una gran prosperidad que se incrementó en siglos posteriores convirtiéndose en una de las urbes principales del Oriente romano. Las ruinas de los edificios romanos se encuentran hoy dentro del Parque Arqueológico.

  • Teatro



Es el primer edificio destinado a espectáculos públicos construido en el reino de Herodes entre los años 22-10 a.C. Con una capacidad para 4.000 espectadores se alza majestuoso frente al mar. Para su construcción se trajeron columnas de granito desde Asuán (Egipto). Se ha reconstruido casi en su totalidad, aunque no se conserva el frons scaenae por lo que se abre al mar. En su suelo se encontró una inscripción en la que se menciona a Poncio Pilatos como promotor de un templo dedicado al emperador Tiberio (el Tiberium), interesante por el ser único vestigio arqueológico que menciona al prefecto romano que intervino en la crucifixión de Cristo.
  • Circo de Herodes

Se conserva su planta y los muros que delimitaban la arena. Tenía cabida para 15.000 espectadores. Posteriormente se usó para luchas de gladiadores.

  • Acueducto


        Abastecía de agua a la población que traía desde el Monte Carmelo situado a 9 kms al noroeste de Cesárea. Cuando la ciudad creció fue ampliado con un canal doble. En algunas secciones estaba sostenido por hileras de arcos y posteriormente cruzaba las lomas paralelas a la costa a través de un tunel.

  • Palacio de Herodes


Consta de dos partes diferenciadas: una inferior, situada junto al mar, en la que una gran piscina excavada en la roca domina el peristilo central y la superior, construida en la zona más alta de un promontorio planificada alrededor de un patio central. 


Piscina


Patio central

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada