domingo, 17 de julio de 2016

Demografía y Economía en la edad augustea

Una abarrotada calle de la Antigua Roma


      En tiempos de Augusto la población del Imperio romano era de 55 millones de habitantes, de los cuales entre 8 y 10 vivían en Italia en una superficie de 3,3 millones Km2. Respecto a la actualidad la densidad de población era muy baja, es decir 17 habitantes por Km2 (En el año 2016 la densidad de población de Europa es de 32 habitantes por Km2).
Esta baja densidad es debido a las elevadas tasas de natalidad y mortalidad y a que la edad media de vida se situaba en torno a los 20 años. En la misma familia imperial hemos podido constatar este dato ya que tanto Marcelo como Druso el Mayor, Germánico, Cayo y Lucio Césares murieron cuando tenían entre 19 y 35 años. A ellos se unen los pequeños que no llegaron ni siquiera a la vida adulta: el hijo de Julia la mayor y Tiberio, 3 de los hijos de Germánico y Agripina la mayor, entre otros).
De esta población, sólo una décima parte vivían en las ciudades, asentada principalmente en las 4 grandes urbes (Roma, Alejandría, Cartago y Antioquia) que aglomeraban más de 3.000.000 de habitantes.


Rutas comerciales en el Alto Imperio.
Fuente: Di Adhavoc - Opera propria, CC BY-SA 3.0, 
https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=11913010

En cuanto a la economía, su éxito en estos primeros años del Imperio se basaba exclusivamente en la conquista militar, que aportaba inmensas tierras confiscadas, riquezas en moneda, esclavos y toneladas de oro.
Debido a ello, según cálculos aproximados el producto interior bruto del imperio en época de Augusto rondaba los 20.000 millones de sestercios (casi 30.000 millones de euros). Los ingresos anuales del emperador podían alcanzar los 15 millones mientras que los ingresos globales de los senadores llegaban a los 100 millones. Sin embargo sólo el 3% de la población gozaba del 25% de las riquezas producidas.
Italia, centro del Imperio, gozaba de una situación privilegiada pues gracias a las nuevas conquistas de Augusto pudieron disponer de nuevos distribuidores de grano, así como ampliar los mercados para sus propias exportaciones de aceite y vino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada